Plantas aromáticas

Una forma fácil y divertida de decorar nuestra casa es cultivar plantas aromáticas. En este artículo os voy a indicar las especies que mejor aguantan en nuestro clima y que son más fáciles de mantener. Por lo general, este tipo de plantas de interior se adaptan genial a todo tipo de sustratos y además, la mayoría de ellas desprenden un intenso y agradable olor. Asimismo, podremos disfrutar de estas herbáceas para condimentar nuestros platos y poder disfrutar de su intenso aroma y sabor.

Albahaca

Planta aromática AlbahacaEs una hierba de hoja perenne que tiene su origen en climas tropicales. No suele superar el metro de altura y emite espigas florales. Se recomienda cultivarla en interior y no exponerla a temperaturas muy frías. Asimismo, es recomendable regarla con abundancia y colocarla en un lugar muy luminoso.

Uno de sus usos más generalizados es la elaboración de la salsa pesto que se emplea para acompañar pasta hervida.

La forma más sencilla de cultivarla es mediante la siembra. Las semillas podemos obtenerlas, en otoño, de un ejemplar adulto, o bien las podemos adquirir en cualquier tienda de jardinería. La mejor época para realizar la siembra es a finales de primavera y deberemos tener la precaución de colocar las plántulas en un lugar cálido y luminoso.

Perejil

Planta aromática perejilEs una planta herbácea que se cultiva por gran parte del mundo y en mi opinión, es la planta aromática por excelencia que nos permitirá condimentar y decorar nuestros platos.

Debemos tenerla en un lugar soleado y aportarle bastante agua. Como consejo, si plantáis perejil podéis congelar parte de la cosecha o secarla al sol pues conserva gran parte de su aroma.

El perejil se planta mediante semillas que habremos obtenido de la cosecha anterior o adquiriéndolas en cualquier tienda de jardinería. El proceso es muy sencillo, pues solo tendremos que echar la simiente sobre una base de sustrato y taparlas con un centímetro de tierra fina. Deberemos colocarlo en un lugar luminoso y regarlo abundantemente. La mejor época es al final de la primavera.

Romero

Planta aromática romeroEs un arbusto leñoso de hoja perenne. Puede llegar a medir dos metros de altura y es típico de la región mediterránea.

Esta planta puede plantarse en interior o en jardín y requiere de muy pocos cuidados. Prefiere climas secos y cálidos, por tanto no deberemos regarlo hasta que el sustrato esté seco.

La forma más fácil de producir romero es mediante esquejes al comienzo del verano, no obstante si optamos por las semillas deberemos plantarlas en primavera. Es recomendable asegurarle un buen drenaje y colocarlo en un lugar soleado.

Lavanda

Planta aromática lavandaSon plantas de hoja perenne muy extendidas por toda la zona mediterránea. Es muy resistente y por eso muchas ciudades la emplean para decorar sus calles.

Se caracteriza por su olor y por sus flores que podemos secar y emplear para aromatizar nuestros armarios. Prefiere zonas luminosas y un sustrato sin mucha humedad, por eso deberemos de proveerle a la planta de un buen sistema de drenaje.

La forma de cultivarla es mediante semillas que deberemos plantar preferiblemente al inicio del verano. También podemos reproducirla mediante esquejes aunque yo no lo recomiendo pues lo he intentado en varias ocasiones sin éxito.

Tomillo

Planta aromática tomilloEs una planta herbácea de hoja perenne. Son originarias de las zonas templadas de Europa, África y Asia y en nuestro país crece de forma silvestre por muchas zonas.

Es cultivada como condimento para alimentación y como planta ornamental, pues durante la floración se cubre de gran número de pequeñas flores blancas. Crece en suelos soleados y secos, por tanto deberemos colocarla en un lugar bien luminoso y solo regarla cuando el sustrato esté seco.

La forma más fácil y rápida de obtener tomillo es mediante esquejes, y la mejor época es en primavera. Para obtener los esquejes deberemos echar mano de algún conocido, buscarlo en alguna zona próxima a nuestra ciudad (crece de forma silvestre en gran parte de la península) o bien, acudir a algún centro de jardinería para comprar un ejemplar.

Menta

Planta aromática mentaLa menta es una herbácea que abarca diferentes especies e híbridos, entre los que figura la variedad hierbabuena.

Se caracteriza por su intenso aroma refrescante y es utilizada para ornamentación, gastronomía o como remedio farmacéutico. Yo personalmente, suelo utilizarla para prepararme mojitos.

Se puede plantar en cualquier época del año y necesita muy pocos cuidados. La forma más rápida de conseguir un ejemplar es mediante esquejes aunque generalmente se planta mediante semillas. Recomiendo plantarlas al comienzo del verano.

Orégano

Planta aromática oreganoEs una planta que forma un pequeño arbusto achaparrado de unos 40 centímetros de alto. Las hojas de planta se utilizan como condimento de platos tanto secas como frescas, aunque secas poseen mucho más sabor y aroma. Crece mejor en climas secos y soleados, por eso deberemos regarla con poca frecuencia y colocarla en un lugar luminoso.

La forma más común de cultivar orégano es mediante semillas que deberemos plantar durante el otoño o la primavera.

No obstante, si queremos obtener una planta de forma rápida podemos comprarla en un supermercado pues últimamente he visto que muchos supermercados venden pequeñas plantas de orégano en un tiesto. Si optamos por el último método os aconsejo que la trasplantéis a un recipiente de mayor tamaño, pues las macetas en las que vienen son muy pequeñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *